02 mayo 2009

Coincidencias

No creo en la casualidad, creo en la causalidad... tal vez suena a no tomar decisiones y dejarlo todo al destino, pero más bien creo que todo es causa y consecuencia y que todo tiene un orden inesperado y pasa cuando tiene que pasar...Es la única manera de que las piezas caigan en su lugar.

Cuántas veces nos hemos sentado a planear a la perfección un momento, un encuentro y las cosas salen totalmente al revés y no por la tensión o las expectativas (que también pasa), si no por que no tenía que ser...

Yo emigré de colegio en colegio en sexto curso, lo cual implicó no crear muchos lazos con mis compañeros, tampoco estaba interesada... aunque conocí a un par de amigas a las que quise mucho, pero por distintas razones nos fuimos alejando... cada cual siguió su vida, dos en brasil y dos aquí pero sin tener mucho que decirnos...

Hace un poquito más de un año, yo no creo en las coincidencias, nos encontramos en la calle, dos días antes de que yo viaje. Pase esa mañana con mi amiga, intercambiamos teléfonos, e-mails, y no la volví a ver... cuando yo regresé ella vivía en otra ciudad,cuando viene nos encontramos y conversamos...

Y no solo es la idea de recuperar una amistad, sin las puertas que abren esos encuentros, ella me reunió con mis compañeros del colegio, nunca esta de más encontrarte con gente que fue parte de tu vida... Ellos también son los únicos que notan quien soy... En los últimos años he cambiado mucho, no se puede comparar a la persona que era hace cuatro años con la que soy hoy y menos a la que era cuando recién entre a la universidad...

De los amigos de antes no queda mucho, y los que están es por que hemos compartido una historia en común. Cuando una persona ha compartido tanto tiempo y experiencias juntas tampoco puedes reconocer las diferencias, por que han ido creciendo y cambiando juntos...

Lo que me ha gustado de compartir con mis compañeros de colegio, con los he no he visto en 8 o 9 años, los que conocieron a una persona y se han encontrado con alguien totalmente distinto...

Hoy me siento más distinta y hoy soy feliz de sentirme distinta a quien fui...

También hay más historia hay, relacionada con la causalidad, pero ya se me fue la idea...

3 comentarios:

Estertor dijo...

o sea, en resumidas cuentas estás feliz (orgullosa, etc) de ser diferente a quien eras. Ya.
Mira, yo creo que uno siempre lucha por dejar a atrás a ese YO que no nos gusta, pero nunca dejamos de ser quienes somos, sólo que mostramos diferentes facetas antes no exploradas.
Como decía un fulano:
"Cada porción de materia puede ser concebida como un jardín lleno de plantas; pero cada rama de la planta es a su vez, como ese jardín"
Nunca se puede dejar de ser quienes somos, sólo queda esa inutil ambición de negarnos siempre en tiempo pasado.
Saludos DI.

Ursus Andinus dijo...

Que cierto...

así es la vida y así son las cosas,... se siguen y se continúan, en el tetris del universo siempre llegará algo, se reabrirán puertas, etc.

Un abrazote

Ludovico dijo...

al menos, hay que mantener una oportunidad para mantener los lazos