18 enero 2009

Y llega un día...

Un día en que de la nada, tienes una epifanía, por fin sabes lo que quieres, no con respecto a la vida pero por lo menos con respecto a él...

Quieres sentir lo mismo que él siente, es decir, quieres que NO te importe, quieres que te de igual su existencia, quieres no preocuparte por si esta bien o si esta mal, quieres que aunque sepas de él eso no cambie el rumbo de tu vida...

Quieres dejar de quererle... y la única manera de empezar a hacerlo es dejar de pensar en él y siendo realistas, eso es imposible... así que el primer paso es no volver a hablar de él, con nadie...

Así que este es el último post que se merece... la última vez que hablo de él.

9 comentarios:

|_Bonny_| dijo...

Y en un par de años darás la vuelta y te darás cuenta que él ya no significa nada para ti. Y que gusto sentirás!

Ludovico dijo...

Porco a poco, paso a paso!

Ursus Andinus dijo...

Paso a paso... empiezas bien querida Di.

Un abrazote de acá y un besote tmbn.

MJOrmy dijo...

vamos carajo! ni que fuera el único burro en la loma!

Cathy Pazos dijo...

siempre es bueno soltar lo guardado pero si tu decidiste eso, que así sea.

Besitos

:D

Petite dijo...

¡esa es!... un día a la vez

Estertor dijo...

tu blog y el mio se parecen porque mayormente recibimos visitantes de nuestro mismo sexo.
No sé si no hablar de una persona sea la solución (tal vez sí). Pero de algo de lo cual estoy convencido es que para dejar a un costado a alguien, es necesario la ACTITUD. Y creo que vos la tienes, me pude dar cuenta aquella noche, así que fresco...sé que vas por buen camino, Di.

Pentapodologa dijo...

De a pasito a pasito..... que no se crea la ultima coca-cola del desierto!

Ka-tica dijo...

lo primero quiza sea, decidir sacarlo del corazon!!!!
una decision...
la vida es eso, una secuencia de decisiones...
pero vamos, adelante...
sino duele no sana!
Un besote Di... y un abrazo de oso... de esos q no ocupan palabras!!!!